04-08-2006

OP001 -- ¿Cómo poder hacerse tiempo?

Estas últimas dos semanas han sido muy cansadoras. Agotadoras, se podría decir.
Tanto, que el fin de semana me he dedicado a descansar y dormir y creo que voy para lo mismo este fin de semana que viene.

Y, me siento culpable porque he descuidado a mi querida música. Mis ratos de escucha se remiten a los pocos minutos en que me voy en auto desde mi casa a la oficina y viceversa; más encima, afortunadamente para alguien que vive en Santiago, pero desafortunadamente en este caso, vivo a pocos minutos de mi oficina, con lo que el tiempo de escucha también se minimiza. ¡Y después de eso NO me queda tiempo para disfrutar de mi música!

Como soy un vicioso de la alta fidelidad, me gusta escuchar bien y fuerte. Tengo instalado en mi pieza un muy buen sistema de audio, con un receiver Yamaha y parlantes Bose. Excelentes. Pero, ¡hay que darle volumen al asunto! Si no, ¿qué gracia tiene? El auto es un compartimiento sumamente viciado para la alta fidelidad, además no puedes andar con el volumen a todo dar y las ventanas cerradas, es más peligroso que ir manejando y hablando por celular.

Cuando estoy en mi casa y dispongo de tiempo para escuchar, me tengo que encerrar en mi pieza, con lo que siento un placer culpable al no darle mayor atención a mi familia... Para colmo, ni a mi señora ni mi hija les gusta mi música.

En esto creo que coincidimos todos los que nos gusta la música progresiva. Somos uno en diez, uno en cien, no sé cuál será la proporción exacta; el hecho es que siempre hemos estado estigmatizados por la "música rara" que escuchamos. Y, para colmo de males, no nos gustan los "hits" del momento, ni el reggaeton, ni el hip hop, ni Luis Fonsi, ni Sin Banderas,...

Cuando tengo una reunión social, me encargo de poner música "de la mía" jejeje... Pero, debo controlarme... Si pongo Magma o Univers Zero mis invitados se arrancan rápidamente o simplemente me embroman tanto que termino sintonizando la FM. Por eso, con un par de experiencias, descubrí uno de los grandes méritos de la corriente llamada "neo-progresivo" y que es acercar el prog a un público un poco más masivo. Con la ayuda de una buena selección de Pendragon, Jadis o Marillion la situación está salvada honrosamente y no falta por ahí esa pobre alma semi descarriada que te pregunta: "Oye, ¿qué música es esa?" Y ahí tenemos la puerta abierta para empezar la conversión...

Pero, ¡ahora no tengo ni siquiera tiempo para el neo-progresivo!





10 comentarios:

El Bambi dijo...

Yo tengo dos hijas, de 2 años y de 5 meses, y escucho progresivo con ellas, a fin de inculcarles el buen gusto. Siempre pienso en esto desde que lo oí a Fish decir que su hija Tara iba a la disquería con él y elegía discos de Pink Floyd.

Sir Lawn Mower dijo...

Yo le he puesto progresivo a mi hija desde que mi esposa estaba embarazada. Lamentablemente, el "cromosoma musical" lo sacó de la madre.

morganleo dijo...

A mi me salio mal...mis hijos me masacran cada vez que pongo un disco, sea de rock nacional, jazz, sinfonico, tango o folclore.
no me dio resultado darle algunas cucharadas cuando eran chiquitos.
Tan fiero sera el bicho???
Pero eso si: si necesitan musicalizar algo para la escuela, me piden "¿de esas cosas raras que te gustan, tenes algo que sirva para musicalizar -loquesea-??"

Sir Lawn Mower dijo...

¿Serán los genes de la mamá?

Anónimo dijo...

No se preocupen ,de aquí a unos años sus niños van a adorar la música que Uds escuchan porque les ayudará a evocar su infancia...y lo + importante a sus padres.

Sir Lawn Mower dijo...

Insisto en que va en los genes... Si no está ahí, difícil adquirir el hábito.

Anónimo dijo...

Cuando creía que estaba perdido en este universo encuentro seres como ustedes. No sabes cuanto me llegarón tus palabras. Frank Zappa dice:" Sin música para decorarlo, el tiempo es sólo un puñado de aburridos plazos, límites de producción o fechas en las cuales deben pagarse las deudas".
"Sin música"; MUSICA PERFECTA, que te remueba el cerebro y abra tus oídos, el tiempo no es nada.
Me he sentido solo tanto tiempo, este blog es un alivio para mi alma, te felicito.

Anónimo dijo...

Querido Hector: a mi me pasa lo mismo. Cada persona es un mundo diferente y tiene percepciones variadas acerca del significado de la musica y su influencia en la vida cotidiana. Para algunos la musica no pasa de ser el "ruido de fondo" necesario para animar una reunión; hay otros que se intereresan por lo que suena pero el problema es que siempre quieren escuchar lo mismo, prefieren las canciones sencillas que puedan recordar y tarareando ir como bestias a comprar el disco de moda con el estribillo pegajoso (que después de un tiempo nunca nadie los vuelve a escuchar); y están aquellos que van preperados para deleitar su mente y sus sentidos con piezas unicas e irrepetibles. El progresivo es difícil de escuchar, hace falta dedicarle tiempo, atención, redescubrir permanentemente las sensaciones que se transmiten. No se si será el gen, pero desde que tengo memoria me fascina la musica, primero la salsa setentera de mi papá y luego les diferentes facetas del rock (vieja guardia, punk, metal) lo que venga. Eso me ha dado la oportunidad de poder compartir y disfrutar de reuniones que si fuera radical serían aburridas, pero cuando estoy en mi casa, con mis hijos y mi esposa, disfruto de la inteligencia, belleza y virtuosidad del progresivo.
Mi hijo tiene 5 años y a veces me toca ponerle el hocus pocus varias veces porque le encanta. Ojalá no
se le pase con el tiempo.
Un abrazo.

Giovanni. dijo...

No creo que sea asunto genético, ya que en mi caso a ninguno de mis padres les gusta el rock, no me arrullaron con led zeppelin, ni pink Floyd, lo más cercano fué un autografo que mi padre le saco a Lenon en New York.....
A mis hijos he tratado de uinculcarles el rock, ya que en lo del prog soy nuevo...y de cuanto me había perdido!!!.
Pero con una mamá que escucha a Alejandro Sanz y a Arjona dificil terea me espera...

mama dijo...

soy x sir lawn mover, de santiago.
Si no te molesta me gustaria ir a visitarte a tu casa, con un fin musical; para asi compartir de la musica de la inmensa minoria. Demas que te enseño muchas cosas, me considero un musicologo de 17 años. Si es que vivo a lo menos 10 años mas, espero haber escuchado mas que ningun otro.

Dame la direccion.

Hasta luego.