06-05-2007

PR013 -- RICK WAKEMAN, sus clásicos






La Gira del Año 2000

Ese inicio de primavera del 2000 fue bastante feo.


Santiago estaba gris y helado, desangrándose cada cierto tiempo en gruesas y copiosas gotas de esa lluvia que, más que lavar, ensucia casi como si te tiraran barro.

Fue justo en uno de esos días cuando nos visitó el maestro. Uno de esos días fríos y grises pisó suelo chileno el más exquisito tecladista de rock de todos los tiempos, Rick Wakeman. Septiembre del 2000.

Semanas antes, había conversado por teléfono con mi amigo Víctor Gospodinoff, quien me había contado que él produciría la visita del maestro a Argentina, Brasil y Chile, siendo Santiago su primera escala. Era para mí una grandísima ocasión de asistir a su show, pues la primera vez que el rubio pianista había estado por estas tierras, me lo había perdido inexplicablemente.


La Época Clásica de Rick Wakeman

Siendo muy joven, descubrí a Rick Wakeman. Tenía 13 años cuando se publicó su obra sinfónica más conocida, “Viaje al Centro de la Tierra”; hacía sólo un año que había leído la novela de Julio Verne y mi imaginación divagaba oníricamente por los blancos y montañosos paisajes de Islandia y por los inquietos volcanes que conducían a destinos desconocidos en el magma profundo. Así es que el disco de Wakeman se convirtió inmediatamente en mi objeto de adoración. Esa presentación en vivo grabada con la London Symphony Orchestra y el English Chamber Choir se encuentra lejos en el primer lugar de lo más conocido de Wakeman; el común de la gente ha escuchado esa fanfarria inicial pues ha sido usada como cortina musical en comerciales, noticieros, etc. He leido comentarios desdeñosos acerca de esta magna obra, tildándola de simple y comparándola con otras obras en las que se mezcla orquesta e instrumentos de rock. La verdad es que esos comentarios no me parece que sean justos, considerando la época en que Wakeman hizo este performance.

Averiguando un poco más sobre este músico, que sólo se veía como una imagen blanca en las fotos del LP, pronto supe que ése no era su primer disco solista y que también existía una banda llamada Yes, donde él acariciaba los teclados. Junté mis ahorros y me compré su magistral LP “Las Seis Esposas de Enrique VIII”, junto con el “Fragile”, de Yes.

Posteriormente, se ha señalado el disco “Piano Vibrations” como el primero en estudio del tecladista. Tengo la impresión que, por la época de publicación, es así; pero no creo que dicho disco pueda ser considerado una “obra” de Wakeman, más bien me parece como una colección de piezas o colaboraciones que después se decidió a juntar en un álbum. En todo caso, sin tener nada de progresivo, es un disco muy sincero, y nos muestra el talento que tenía ya a sus veinte años.




El disco de las esposas del rey me fascinó. Había conocido ya antes el sonido del sintetizador Moog, gracias a los discos de Walter Carlos; pero la maestría de Wakeman en ese instrumento, en el gran piano, en el mellotron, me atrapó. Me la pasaba horas escuchando el disco. La carátula era doble y se desplegaba, mostrando una foto central fabulosa, donde aparecía el maestro rodeado de todos sus teclados y un letrerito con el nombre de cada instrumento. En esa época, no existían ni siquiera los VHS caseros, así es que mientras escuchaba el disco contemplaba extasiado esa foto, y en mi imaginación el maestro cobraba vida y lo veía moviendo sus virtuosos dedos sobre ese enjambre de preciosos teclados que lo rodeaban.

Después de eso, Rick Wakeman nos entregó la obra que más me marcó para el resto de mi vida. Hacía años ya que había comenzado a inmiscuirme en el corazón de las leyendas de los Caballeros de la Mesa Redonda y de todo lo que rodeaba al ambiente artúrico y merlinesco. Recuerdo que era muy pequeño cuando vi la famosa película de Disney “La Espada en la Piedra” y ese mundo lleno de leyendas, magos y dragones me cautivó. Desde entonces, comencé a investigar más e incluso llegué a hacer parte de mi filosofía de vida los valores que impulsaban a los caballeros: el honor y la defensa de los inocentes, entre otros. Por eso, el “The Myths and Legends of King Arthur and the Knights Of The Round Table” se convirtió en mi disco de compañía perenne. Hasta hoy, no pasan más de dos meses sin que tenga la necesidad imperiosa de volver a escucharlo. Siempre pienso cómo habrían quedado algunas de las pistas de este disco en la bella película “Excalibur” de John Boorman.

De los gloriosos escenarios y las intrigas de Camelot, Wakeman se volcó a escribir su primera OST, para la demencial película de Ken Russel, “Lisztomania”, protagonizada por Roger Daltrey, vocalista de The Who, quien ya había incursionado con el mismo director en llevar a la pantalla grande la ópera rock “Tommy”. Duramente destruido por la crítica, quizás asociándolo a la irreverencia casi obscena de la película, este disco de Wakeman ha sido apreciado sólo tardíamente, más por un interés de coleccionistas que de otro tipo. Se dice que incluso el propio Wakeman lo ha despreciado, pues para esa OST no se utilizó toda la música que él compuso y que algunas de las piezas fueron “intervenidas”. No obstante, siendo que no alcanzó las cumbres de sus otras obras clásicas, tiene pasajes memorables.

Como compensación, de un salto nuevamente el maestro nos trasladó a un mundo irreal, lleno de simbolismos mágicos y de hechicería ancestral. Dadas las ediciones recortadas a las que teníamos acceso en ese tiempo, sólo pude conseguirme el “No Earthly Connection” en cassette. Ese comienzo casi como fanfarria de sintetizador me sonó de inmediato a nave espacial. Fue cosa nada más de dejarse llevar y esperar la conexión espacial desde el punto de partida en Stonehenge… ¡Qué mágicas sensaciones despertaba ese disco! Era en verdad, estar de pronto suspendido, sin contacto con la Tierra.

La temática del hombre del espacio, que viene a cada planeta a sembrar conocimiento a través de la música es un concepto que nunca ha dejado de inquietarme. Incluso el mismo Stockhausen, en una entrevista que leí hace eones, sostenía que él se sentía un hombre del espacio y que su música era de otras galaxias. Nos propone Wakeman en su “Music Reincarnate”:

Music is the spaceman’s time.
A travel form of moving love.
Music is the spacemans’ time.
Placed on earth for man to find.

Music has no earthly connection.
Taken from the source of Creation.
Music has no earthly connection.
Listen, time for your collection.

Taste of fruitful inhibitions of the man
Beyond his thoughts of music.
Created and abused by man.
Unaware of future seeing.

Después de esta magna y sublime propuesta, este ex alumno expulsado del Royal College of Music, nos hizo descender a las mazmorras de la condición humana, con un disco criminal; pero criminal sólo en su título. El “Criminal Record” de Rick Wakeman, en el cual se hace acompañar por sus amigos Chris Squire y Alan White, entre otros músicos, nos propone un recorrido por algunos hitos negros de la humanidad. La pieza cumbre de este disco es la majestuosa “Judas Iscariot” en la que el maestro toca piano, órgano de iglesia y mini-moog y es acompañado por el tremendo coro Ars Laeta de Lausanne, Suiza. Una pieza memorable.

Este virtuoso y prolífico músico es a esas alturas, mediados a fines de los setenta, buscado y solicitado por todas partes. Es así como surge su siguiente entrega, “White Rock” de 1977, una OST para el documental homónimo hecho para cubrir los Juegos Olímpicos de Invierno de 1976 en Innsbruck. Este disco es completamente instrumental, con Wakeman tocando todos los teclados y una que otra participación en la percusión de su fiel compañero Tony Fernández. Destaca la hermosa pista “Searching for Gold”, acompañado por el coro de niños de la Catedral de Saint Paul. Y también se debe prestar especial atención al uso extremo del sintetizador que hace aquí, como dando a entender una brutal carrera montaña abajo a toda velocidad.

¿Premonitorio de lo que vendría?

Quizás. Porque aquí es justamente donde la era de la hermosa música de Rick Wakeman se termina. Aquí es donde su obra se viene montaña abajo. Luego de este período fructífero de música sinfónica, el maestro comienza un larguísimo período de letargo, en el cual no se sabe por dónde va su música. Da la impresión de que Wakeman no le da una intención a su producción, sino que simplemente se sienta y toca lo que le da la gana. O lo que le encargan, por contrato, que haga.

En 1979 se publica “Rhapsodies”, un disco doble que da la impresión fue hecho sólo por razones contractuales. Pues se trata de una pobre colección de 18 canciones inconexas, con algunos “covers” o “versiones” de temas clásicos, sumados a un sonido simple y casi ingenuo, incluso con toques de onda disco. Puede ser que ya a fines de los setenta el rock progresivo estaba moribundo, con muchas de las grandes bandas clásicas en decadencia y Rick se contagió con esa enfermedad. De este disco podemos destacar solamente “March Of The Gladiators” y “The Flasher”, además de un muy buen cover del clásico “Summertime” de Gerswhin.

De aquí en más, la carrera de Rick Wakeman se internaría por los pasadizos perfumados de flores del New Age, con algún que otro chispazo de genialidad en estos casi treinta años de letargo.

Dentro de esas genialidades se encuentra la celebración de los 25 años del “Journey to The Centre….” Y que se publicó con el título de “Return to the Centre of the Earth”. Esta es una verdadera obra épica en la que se hace acompañar nuevamente por la misma orquesta y coro. En las narraciones, esta vez está el Capitán Picard de Star Trek (Patrick Stewart) y reúne a varios experimentados músicos y cantantes, como Trevor Rabin (de Yes), Justin Hayward (de los Moody Blues), la cantante pop de voz aguardentosa Bonnie Tyler y nada menos que papá Ozzy. Sin alcanzar los ribetes novelescos que encontramos en el primer Viaje, en éste podemos apreciar a un Rick Wakeman extremadamente talentoso y experimentado al piano. Es un disco de estudio, no en vivo como el primero, y las ilustraciones de la carátula fueron encargadas a Roger Dean, quien incluso se dio el trabajo de esconder ciertos acertijos en el arte de la portada.

La otra genialidad, totalmente contemporánea de Wakeman que quiero comentar ahora es su último disco de estudio, llamado “Retro”, publicado el 2006. En este disco, el inmenso tecladista nos trae de vuelta la evocación sonora de los teclados “vintage”. El disco está grabado completamente con instrumentos donde el más “joven” tiene 25 años de antigüedad. Se hace acompañar de nuevo por sus antiguos compañeros Tony Fernandez y Ashley Holt. Una delicia de disco para todos los nostálgicos de los teclados análogos y del clásico sonido que patentó el maestro.




Cómo Conocí a Rick Wakeman

En el año 2000, del progresivo llamado “clásico” prácticamente quedaba muy poco y el género sólo había logrado una promisoria recuperación en manos de las bandas neoprogresivas y metal-prog. Por ese tiempo, junto a algunos connotados amigos y conocidos, habíamos formado una agrupación a la que bautizamos “Grial”. En el seno de esta agrupación, nos reuníamos periódicamente, con el fin de conversar y conocer un poco más sobre este apasionante género musical que todos amábamos, el prog.

El Grial había convocado a los Caballeros de la Mesa Redonda para ir en su búsqueda, dedicando su vida a ello, con el propósito último de reconstruir el reino de Arturo que se desmoronaba a pedazos. Nuestro “Grial” fue, entonces, una copa de amor hacia la música progresiva y nuestra meta fue buscar su origen y contribuir, humildemente, a su recuperación.

En eso estábamos cuando lo de la gira de Wakeman.

Fue un día Viernes en la mañana cuando Pablo “Sir Eddy” Allende me llamó y me dijo que lo habían contactado de la Radio Futuro porque el maestro iba a grabar tres piezas en sus estudios. Pablo tenía por ese entonces una tienda de instrumentos musicales y me pidió que le ayudara a llevar un teclado a la radio para dicho evento. ¡¡Pero de qué ayuda me estaba hablando!! Si la sola posibilidad de ver a Rick Wakeman aunque fuera a tres metros de distancia ya era en realidad una ayuda para mí

Mentiría si digo que me recuerdo del modelo del teclado. Pero se trataba de una máquina Roland enorme, recién salida al mercado. Llegamos a la Radio Futuro, bajamos al estudio de grabación y nos pusimos, cual experimentados “roadies”, a instalar el teclado que sería acariciado por esas manos expertas.

Al poco rato llegó “la comitiva”. Con un gran abrazo saludé a mi amigo Víctor, el productor argentino de la gira, instalado hoy felizmente en Miami. Y detrás de él venía el maestro. Desconozco si alguna vez esas histéricas calcetineras que se desmayaban por los Beatles y que hoy lo hacen por Ricky Martin se sintieron de la forma en que yo me sentí; pero, la verdad, me temblaban las piernas cuando saludé al maestro de un buen y cordial apretón de mano.




Inmediatamente, junto a Pablo, lo llevamos hacia el teclado, le pasamos el manual que él, diestra y experimentadamente, hojeó. Aproveché esos escasos minutos para conversar con él, preguntarle por el largo vuelo desde Inglaterra a Santiago y cómo se sentía. “De la mejor forma, dormí como un bebé”, me contestó agradablemente. Ahí le conté que era su admirador desde hacía casi 30 años y le conté de cómo, cuando tenía 13 años, me sentaba tardes enteras a escuchar una y otra vez “Las Seis Esposas de Enrique VIII” y miraba la foto central imaginando sus movimientos y el paso de sus manos por ese conjunto interminable de pianos, órganos, sintetizadores y mellotrones. “¿Treinta años? ¡Pero que valiente has sido en aguantarme tanto tiempo!” se rió.

Rick Wakeman es un tipo enorme. Yo mido 1.90 m y él me sobrepasa largamente; sus interminables manos y el pelo largo y rubio le dan un aspecto de elfo, sobrenatural. Su trato es amigable y sincero. Su voz profunda te inspira respeto y confianza.

Mientras el maestro conocía el teclado, programaba algunos de sus sonidos favoritos (“wonderful machine” exclamaba), los demás lo mirábamos extasiados. Aproveché de preguntarle por el catalogado y publicación en CD de sus obras clásicas. De hecho, a esas alturas, era prácticamente imposible conseguirse el “No Earthly Connection” en CD. Ahí, él nos contó que, según sabía, un sello en Japón iba a sacar una reedición de sus obras clásicas, pero no sabía ni cuándo iba a ser, ni si el disco en cuestión iba a estar en esa partida. Bueno, con un poco de pudor saqué desde mi bolsillo el booklet del “Return To The Centre Of The Earth”; él comprendió de inmediato y tomando su lápiz, me lo autografió…




Después de eso, Wakeman pidió que se le dejara solo mientras él tocaba. Los demás nos metimos en la salita de control del estudio y lo contemplamos mientras él ejecutaba tres piezas del “Classical Connection”.

Cuando todo terminó, con Pablo guardamos el teclado y nos fuimos. Casi no mediamos palabra entre ambos, sólo un par de monosílabos. En mi memoria se había fijado para siempre esa experiencia y mi conciencia estaba lejos en el espacio, casi sin contacto con la Tierra…


De un Hecho Memorable a una Salvada Memorable

Ese mismo día, en la noche, hacía frío y llovía. Yo ya estaba acostado cuando me sonó el teléfono. Era Víctor Gospodinoff. Me dice, apresuradamente: “Héctor, tenés que ayudarme. En el transporte, el teclado principal de Wakeman se dañó terriblemente. Estamos en la prueba de sonido en el estadio y nada funciona. Él pidió que le consiguiéramos el mismo teclado con el que tocó hoy en la radio.”

Sin pensarlo dos veces, le pedí el número a Víctor, luego colgué y llamé rápidamente a Sir Eddy. Para ser un viernes en la noche, no me costó nada encontrarlo; le conté, me dijo “juntémonos en la tienda” y llamé de vuelta a Víctor para contarle que íbamos en camino.

Pocos minutos después íbamos en la camioneta de Pablo en dirección al estadio Víctor Jara, con el famoso Roland muy bien embaladito.

La recepción de Wakeman fue entusiasta y emotiva. “¡Han llegado mis salvadores!” nos dijo mientras nos abrazaba efusivamente. Esa noche nos quedamos en la prueba de sonido y al día siguiente, durante el concierto, todos los Caballeros del Grial asistíamos al gran show con una hermosa credencial de invitación colgando sobre nuestro pecho.

Como Santiago era la primera escala de la Gira Latinoamericana, mi suertudo amigo Pablo recibió una oferta, a la que no se pudo negar, por su “wonderful machine”. Y Wakeman viajó rumbo a Buenos Aires con un Roland nuevo bajo el brazo.

Nunca logré saber quién tomó fotos de los sucesos que acabo de narrar, ni de la mini convivencia que tuvimos en el camarín del maestro. Sólo me quedan las imágenes en mi memoria, que me acompañarán mientras viva.


La Discografía Clásica

Ya he comentado algo acerca de los discos que componen la discografía clásica de Rick Wakeman. Aquí los presento, mayoritariamente en la reedición japonesa del año 2003. Están todos en formato APE, sin pérdida de calidad.


RICK WAKEMAN – Piano Vibrations (1971)


Track Listing
1. Take me to the pilot (3:00)
2. Yellow man (2:36)
3. Cast your fate to the wind (2:35)
4. Gloria, Gloria (3:08)
5. Your song (3:45)
6. Delta lady (3:26)
7. A picture of you (2:59)
8. Sweet home Oklahoma (3:22)
9. Fire and rain (3:25)
10. Classical gas (2:56)

Total Time: 31:12

Line-up/Musicians
- Rick Wakeman / piano


RICK WAKEMAN - The Six Wives of Henry VIII (1973)


Track Listing
1. Catherine of Aragon (3:45)
2. Anne of Cleves (7:50)
3. Catherine Howard (6:36)
4. Jane Seymour (4:44)
5. Anne Boleyn (Incl "The day thou gavest Lord is ended") (6:31)
6. Catherine Parr (7:00)

Total Time: 36:36

Line-up/Musicians
- Rick Wakeman / pianos, organ, harpsi chord, synthesizers, mellotrons
- Bill Bruford / drums (1-5)
- Ray Cooper / percussion (1-5)
- David Cousins / electric banjo (3)
- Chas Cronk / bass (3)
- Barry de Souza / drums (3)
- Mike Egan / guitar (1-2-5-6)
- Steve Howe / guitar (1)
- Les Hurdle / bass (1-5)
- Dave Lambert / guitar (3)
- Laura Lee / chorus (5)
- Sylvia McNeill / chorus (5)
- Judy Powell / chorus (1)
- Frank Ricotti / percussion (2-3-6)
- Barry St.John / chorus (1)
- Chris Squire / bass (1)
- Liza Strike / chorus (1-5)
- Alan White / drums (2-4-6)


RICK WAKEMAN - Journey to the Centre of the Earth (1974)


Track Listing
1. The Journey / Recollection (21:11)
2. The Battle / The Forest (18:57)

Total Time: 40:08

Line-up/Musicians
- Rick Wakeman / keyboards, synths, Mellotrons
- Mike Egan / guitar
- Ashley Holt / lead vocals
- Barney James / drums
- Roger Newell / bass
- Garry Pickford-Hopkins / lead vocals
- David Hemmings / narration

The London Symphony Orchestra
The English Chamber Choir


RICK WAKEMAN - The Myths and Legends of King Arthur and the Knights of the Round Table (1975)


Track Listing
1. Arthur (7:26)
2. Lady of the Lake (0:45)
3. Guinevere (6:45)
4. Sir Lancelot and the Black Knight (5:21)
5. Merlin the Magician (8:51)
6. Sir Galahad (5:51)
7. The Last Battle (9:41)

Total Time: 44:58

Line-up/Musicians
- Rick Wakeman / keyboards
- Ashley Holt / vocal
- Gary Pickford Hopkins / vocal
- Jeffrey Crampton / guitars
- Roger Newell / bass
- Barney James / drums
- John Hodson / percussion

with the English Chamber Choir, vocals
- Terry Taplin / voice


RICK WAKEMAN – Lisztomania (1975)


Track Listing
1. Rienzi / Chopsticks fantasia (4:20)
2. Love's dream (4:25)
3. Dante period (2:05)
4. Orpheus song (3:10)
5. Hell (1:59)
6. Hibernation (1:11)
7. Excelsior song (2:32)
8. Master race (0:45)
9. Rape, pillage & clap (3:09)
10. Funerailles (3:48)
11. Free song (Hungarian Rhapsody) (1:57)
12. Peace at last (2:59)

Total Time: 32:20

Line-up/Musicians
- Rick Wakeman / keyboards, synthesizers
- Roger Daltry / vocals (2-4-10-12)
- John Forsythe
- Linda Lewis / vocals (5)
- George Michie:
- Paul Nicholas / vocals (7)
- David Wilde / Liszt piano music
- The English Rock Ensemble
- The National Philharmonic Orchestra


RICK WAKEMAN - No Earthly Connection (1976)


Track Listing
Music Reincarnate: (20:13)
1. Part I The warning (8:19)
2. Part II The maker (3:34)
3. Part III The spaceman (4:03)
4. Part IV The realisation (4:17)
5. Part V The reaper (7:55)
6. The prisoner (7:01)
7. The lost cycle (7:02)

Total Time: 42:11

Line-up/Musicians
- Rick Wakeman / keyboards, synths, Mellotrons, harpsichord
- The English Rock Ensemble:
- Reg Brooks / trombone, bass trombone, backing vocals
- John Dunsterville / acoustic & electric guitars, mandoline, backing vocals
- Tony Fernandez / drums, percussion
- Ashley Holt / lead vocals
- Roger Newell / bass, bass pedals, backing vocals
- Martyn Shields / trumpet, flugel horn, French horn, backing vocals


RICK WAKEMAN - White Rock (1977)


Track Listing
1. White rock (3:10)
2. Searching for gold (4:20)
3. The loser (5:30)
4. The shoot (3:59)
5. Lax'x (4:53)
6. After the ball (3:03)
7. Montezuma's revenge (3:56)
8. Ice run 6:11

Total Time: 35:02

Line-up/Musicians
- Rick Wakeman / keyboards, Mellotron, marimbas, synthesizers, clavinet
- Tony Fernandez / drums & percussion
- St. Paul's Cathedral Choir (2-3)

NOTA: Ya se encuentra disponible para descarga en formato APE.


RICK WAKEMAN - Criminal Record (1977)


Track Listing
1. Statue of justice (6:20)
2. Crime of passion (5:46)
3. Chamber of horrors (6:40)
4. Birdman of Alcatraz (4:12)
5. The breathalyser (3:51)
6. Judas Iscariot (12:15)

Total Time: 39:04

Line-up/Musicians
- Rick Wakeman / keyboards, synths, Birotron, harpsichord
- Bill Oddie / vocals (5)
- Frank Ricotti / percussion
- Chris Squire / bass (1-2-3)
- Alan White / drums (1-2-3)
- Ars Læta Choir of Lausanne, Switzerland
- The Church organ of L'Eglise St. Martin, Vevey, Switzerland


RICK WAKEMAN - Rhapsodies (1979)


Track Listing
Record one: (34:46)
1. Pedra de Gavea (4:11)
2. Front line (3:42)
3. Bombay duck (3:14)
4. Animal showdown (2:40)
5. Big Ben (3:58)
6. Rhapsody in blue (5:26)
7 Wooly willy tango (3:24)
8. The pulse (5:21)
9. Swan lager (P.D.) (2:50)

Record two: (32:38)
10. March of the gladiators (4:53)
11. Flacons de neige (5:01)
12. The flasher (5:32)
13. The Palais (2:23)
14. Stand-by (3:30)
15. Sea horses (3:52)
16. Half holiday (3:00)
17. Summertime (4:27)
18. Credits (3:10)

Total Time: 70:34

Line-up/Musicians
- Rick Wakeman / keyboards, synthesizers
- Frank Gibson / drums, percussion
- Bruce Lynch / basses
- Nico Ramsden / electric guitar
- Tony Visconti / acoustic guitar


RICK WAKEMAN - Return to the Centre of the Earth (1999)


Track Listing
1. A Vision (2:34)
2. The Return Overture (2:39)
3. Mother Earth (3:48)
a) The Shadow of June
b) The Gallery
c) The Avenue of Prismed Light
d) The Earthquake
4. Buried Alive (6:01)
5. The Enigma (1:18)
6. Is Anybody There? (6:35)
7. The Ravine (0:49)
8. The Dance of a Thousand Lights (5:41)
9. The Shepherd (2:01)
10. Mr. Slow (3:47)
11. Bridge of Time (1:12)
12. Never is a Long, Long Time (5:19)
13. Tales from the Lidenbrook Sea (2:57)
a) River of Hope
b) Hunter and Hunted
c) Fight for Life
14. The Kill (5:23)
15. Timeless History (1:10)
16. Still Waters Run Deep (5:21)
17. Time Within Time (2:39)
a) The Ebbing Tide
b) The Electric Storm
18. Ride of Your Life (6:01)
19. Floating (1:59)
a) Globes of Fire
b) Cascades of Fear
20. Floodflames (2:00)
21. The Volcano (2:10)
a) Tongues of Fire
b) The Blue Mountains
22. The End of the Return (5:23)

Total Time: 76:51

Line-up/Musicians
- Rick Wakeman / keyboards
- Fraser Thorneycroft-Smith / guitar
- Phil Williams / bass guitar
- Simon Hanson / drums
- Justin Hayward / vocals
- Trevor Rabin / vocals, guitar
- Ozzy Osbourne / vocals
- Bonnie Tyler / vocals
- Katrina Leskanich / vocals
- Tony Mitchell / vocals
- London Symphony Orchestra & English Chamber Choir
- Patrick Stewart / narrator




21 comentarios:

GELP dijo...

monumental sir, la verdad te pasaste..
yo esperando que postearas los links para despues felicitarte, ahora me entero que no hace falta esperar nada jeje
profúndamente agradecido como buen ignorante del maestro.. ahora tengo con que entretenerme
abrazo

oSZo dijo...

Sir, tus review tienen algo especial, algo que hace que den gusto leerlos y que esperemos el próximo al terminarlos.

Fantástica tu experiencia vivida con Wakeman, sanamente envidiable. Uno logra comprender la emoción que sentimos con aquellos párrafos.

En lo personal no es escuchado nada de Wakeman en su carrera de solista, debo admitirlo. Así que apenas pueda me haré el tiempo de escucharlos.

Suerte en todos tus proyectos!

Sir Lawn Mower dijo...

Muchas gracias amigos, ¡a conocer entonces algunos de los mejores trabajos del maestro Wakeman!

Archibald dijo...

GRANDE MAESTRO!!! QUE MARAVILLA!!! hacia tiempo que queria tener la discografia clasica del maestro Wakeman y ahora es la oportunidsd..
a el lo he visto varias veces actuar en vivo, en canadá, en usa y en europa, pero nunca estuve tan cerca como estuviste tu. que envidia sana siento...
muchas gracias por este inspirado articulo.

Anónimo dijo...

Hoy escuché en la radio Futuro, dentro del segmento "Recuerdos del Futuro" un tema de la sesión que grabó Wakeman y casi me sentí en la piel del Sir :D

¡ Felicitaciones por haber recuperado la inspiración !

Lautaurus

P.S. Encontré un blog donde hay 23 discos del maestro, si al dueño del blog le parece bien lo puedo publicar aqui ;D

Sir Lawn Mower dijo...

Gracias Lautaurus.
Fíjate que hoy estuve escuchando la radio Futuro por Internet y me tocó justo escuchar la versión de Eleanor Rigby que se grabó en esa oportunidad en los estudios de la radio; fue muy emocionante. Sólo que cometieron un error y lo anunciaron como que lo habían grabado el 2003, cuando en realidad fue el 2000. Ya le escribiré al Lobito señalándole ese detalle.
Respecto a lo del blog, me parece bien, no hay problema, dale no más.
Yo tengo muchísimo material de él, pero no todo está en lossless.

Sir Lawn Mower dijo...

Ya se encuentra disponible para descarga en formato APE el disco White Rock. Enjoy!

Anónimo dijo...

Grandiosa recopilacion!!
Hay un problema con "The Six Wives Of Henry VIII", lo baje varias veces pero sigue dando mensaje de error de compresion y una fila faltante.
Lo podrias verificar please?
Muchas gracias!!

Pat.

Sir Lawn Mower dijo...

Hola Pat.
Verificado, los links están Ok, se baja sin problemas y se descomprime ídem...
¿Será una ajuste en tu winrar?
Sólo un detalle: por un error, el archivo .CUE me quedó apuntando a un archivo ".wav". Antes de generar el CD hay que editarlo y cambiar el ".wav" por ".ape".

Anónimo dijo...

Disculpa Sir, edite el archivo y le cambie la extension pero ni el EAC ni el Nero lo reconocen. Tampoco es el winrar.
Se debe haber producido un error durante la compresion.
Gracias.

Sir Lawn Mower dijo...

Me parece que tienes una confusión... El asunto es así: al bajar las tres partes que conforman el RAR que contiene el disco, se graban estas tres partes en un folder de tu disco duro. Luego, lo descomprimes utilizando el winrar. Ahí te va a formar dos archivos:
1. Rick Wakeman - The Six Wives Of Henry VIII.ape
2. Rick Wakeman - The Six Wives Of Henry VIII.ape.cue

de 216 MB y de 1 KB respectivamente.

El primero es el disco completo comprimido en Monkey's Audio (formato APE); el segundo es el descriptor de las pistas del disco, para ser utilizado por el software de grabación, por ejemplo Nero o Burrrn.
El segundo archivo "Rick Wakeman - The Six Wives Of Henry VIII.ape.cue", es un archivo de texto que contiene la ubicación de las pistas dentro del disco; éste debes editarlo con el Notepad y donde diga:

FILE "Rick Wakeman - The Six Wives of Henry VIII.wav" WAVE

debes cambiarlo por:

FILE "Rick Wakeman - The Six Wives of Henry VIII.ape" WAVE

Posteriormente, salvarlo y utilizarlo con el software de grabación para generar el CD.

Anónimo dijo...

Bueno, eso es exactamente lo que he hecho, pero el Nero no lo reconoce.
Gracias de todos modos.

Sir Lawn Mower dijo...

Entonces, lo que te falta es el plugin para el Nero, con el fin de que reconozca el formato Monkey's Audio (APE).
Hay varios plugins que puedes bajar gratuitamente desde la red, o también puedes realizar la descompresión manualmente mediante el GUI que puedes bajar desde el sitio de Monkey's Audio, llevar el archivo a WAV y de ahí generar el CD directamente desde el WAV. Ojo, que en este caso, ya no sería necesaria la edición del archivo CUE, pues ya está apuntando al archivo WAV.

Anónimo dijo...

OK, gracias.

Anónimo dijo...

Para celebrar el cumpleaños del maestro (de Wakeman, el del Sir ya pasó :D ), en este blog pueden encontrar muchos discos en formato con pérdidas

http://merlinusesamantha.blogspot.com/search/label/RICK%20WAKEMAN


Lautaurus

Sir Lawn Mower dijo...

Excelente Lau y gracias por acordarte del cumpleaños del maestro... ya le envié un email de felicitación muy temprano...

Anónimo dijo...

Hola:
No es por hacer bardo, pero el programa Audiochecker que verifica que los archivos lossless sean tales, encuentra en el cd WHITE ROCK pistas fake:
Ruta: ...\WHITE ROCK (Rick Wakeman)

1 -=- 01-White Rock.ape -=- CDDA (100%)
2 -=- 02-Searching For Gold.ape -=- MPEG (92%)
3 -=- 03-The Loser.ape -=- MPEG (100%)
4 -=- 04-The Shoot.ape -=- CDDA (42%)
5 -=- 05-Lax`x.ape -=- CDDA (100%)
6 -=- 06-After The Ball.ape -=- MPEG (93%)
7 -=- 07-Montezuma`s Revenge.ape -=- CDDA (100%)
8 -=- 08-Ice Run.ape -=- CDDA (94%)

Podrías verificar con el Tau Analizer tu copia?

Gracias
Unketovac

Anónimo dijo...

Extraordinario Blog!

Muchas Gracias por crearlo.

Quedas invitado a visitar el mío.

http://myspace.com/progchard

Diego dijo...

Estimado Lawn Mower.
Muy interesante y entretenido tu blog.
Soy venezolano y comparto contigo casi las mismas experiencias en cuanto a la música de Rick. También lo conocí mediante Viaje al Centro de La Tierra a los 12 o 13 años y desde ese momento quedé enganchado.
Sin embargo, no coincido contigo en el análisis de Rhapsodies, el cual sin tener el caracter épico de sus anteriores álbumes es fiel a su título, porque las rapsodias siempre son piezas inconexas que el musico (generalmente académico) interpreta en una sesion, inspirado en lo que ha pasado por sus oidos, en la mayoría de los casos recreando los temas según su estilo. Innegable la influencia Disco Music en la percusión de alguna de las piezas, signo de los tiempos que estaban corriendo para ese año 1979, del que casi nadie quedó exento.
Aunque no entran dentro de la categoría que tu llamas clásicos, yo rescataría al menos 2 o 3 albumes de su extensa discografía en los cuales muestra el carácter épico de las grabaciones que nos gustan.
El primero, 1984 álbum conceptual sobre la homónima novela de Orwell.
El segundo, la banda sonora de la película (malisima por cierto) The Burning.
El tercero, 2000AD Into The Future. Un regreso momentáneo al sonido multitímbrico, tratando de sacarle el jugo a los sintetizadores y teclados.
Un saludo y sigue adelante con esta excelente iniciativa.
Diego Baptista

sexy dijo...

情趣用品,情趣商品,情趣,愛情公寓,情色,情色貼圖,色情小說,情色文學,情色A片,情色小說,色情,情色視訊,寄情築園小遊戲,AIO交友愛情館,AIO,色情遊戲,情色交友,嘟嘟情人色網,情色論壇,色情影片,微風成人,成人網站,成人光碟,嘟嘟成人網,成人,成人影城,18成人,成人聊天室,聊天室,成人電影,成人圖片,成人貼圖,成人圖片區,成人影片,成人文章,微風成人區,成人交友,走光,巨乳,同志色教館,美女寫真,美女,A片

主機代管,虛擬主機,專屬主機,實體主機,獨立主機,網域申請,網頁空間,推薦虛擬主機,網域,網域註冊

Tombol dijo...

Muy bien Sir Lawn, yo desde pequeñito escuche el disco de la seis esposas y, aun a día de hoy y sin conocer toda su obra, me sigue pareciendo el mejor. Gracias por tus cálidos y cercanos comentarios. Se no ta que amas la música progresiva. Ciertamente que fueron unos años grandiosos para la música de todos los tiempos, pues esa música ya es clásica. Mis felicitaciones para ti y muchísimas gracias por tus aportes.